Tés, grandes aliados de la belleza

Muy utilizados en cosméticos, pueden ser también aplicados directamente sobre la piel.

Los tés son remedios naturales y grandes aliados en muchos momentos. Ayudan a combatir los dolores de cabeza, los calambres, las gripes y los resfriados, diarrea, e incluso el estrés y el cansancio. Pero además de todos estos beneficios para la salud, los tés se convirtieron también en un aliado de la belleza. Muchos productos, como cremas y lociones, son hechos a base de algunas infusiones como la manzanilla, el té verde, y otros. Y han sido incluso recomendados por los dermatólogos, que reconocen el poder de los tés para casos como manchas en la piel, combatir la grasa y la prevención del envejecimiento.

Los tés pueden beneficiar a la salud de la piel. Si hay alguna patología, se debe consultar a un especialista para un diagnóstico correcto y, a continuación, la indicación de un té o fitoterápico específico. Pero es importante hacer el té de modo correcto. En el caso de flores, como la manzanilla, se recomienda hacer la infusión, es decir, se reduce la cantidad correcta de agua, y se juega sobre la cantidad correcta de la planta.

Otras plantas con indicación para la piel son la sábila o aloe vera, en uso tópico, excelente en los casos de quemaduras, y la caléndula, que se usa en lesiones de la piel, como erupciones.

¿Quieres saber cómo eliminar tus puntos negros? Pues visita este enlace

Beneficios de los tés

Los tés pueden funcionar tanto como parte integrante de cosméticos, como también si se usan directamente en la piel.

Té verde:

El té verde contiene muchos antioxidantes. Estudios indican que puede ser utilizado para beneficio de la flora intestinal y a reducir el estrés oxidativo, también con características anti-inflamatorias. Con respecto al té verde, la ciencia ha demostrado sus propiedades cosméticas y terapéuticas. Es rico en flavonoides, sustancias antioxidantes que favorecen la neutralización de los radicales libres, responsables del envejecimiento celular. Por lo tanto, es un aliado en la lucha contra el envejecimiento.

Manzanilla:

La manzanilla es calmante y tiene una acción vascular. Por eso, compresas de té de manzanilla helado pueden ayudar en casos de ojeras causadas por vasodilatación. Promueven una constricción de los vasos del lugar y alivian el tono rojizo. Pero atención: el tratamiento surte efecto sólo cuando se ataca el problema de acuerdo con su origen. Si no ves la diferencia, es probable que estés adoptando un procedimiento inadecuado. Las ojeras pueden tener otras causas. Es importante consultar a un dermatólogo para un diagnóstico correcto.

Otros tés, que también pueden beneficiar la piel:

Té de menta:

Muy usado en cosméticos por ayudar en el rejuvenecimiento de la piel. Tiene acción astringente, que actúa contra la aparición de barritos y espinillas. Ideal para pieles grasas o mixtas. Una sugerencia es aplicar el té con un algodón todos los días en todo el rostro.

Té blanco:

Tiene acción antioxidante, y la ingesta del té ayuda a retrasar los efectos del envejecimiento, mejorando el colágeno, que es importante para mantener la resistencia y la elasticidad de la piel.

Té de limoncillo:

Tiene un efecto calmante y es muy utilizado en la producción de diversos cosméticos como champús, acondicionadores, cremas hidratantes, jabones, entre otros. Se utiliza en la piel, ayuda en la lucha contra la grasa y acné.

Té negro:

Después de lavar la piel, aplicar té negro con un algodón ayuda a absorber el exceso de grasa.

Té de clavo:

Muy utilizado por los pueblos antiguos, tiene sus beneficios reconocidos hoy en día. Tiene efecto analgésico y puede ser aplicado en la piel en forma de compresas frías para aliviar golpes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *